lunes, 3 de septiembre de 2012

The Riverrun Memories: Capítulo 17

PETYR

          Estaba en el bosque de dioses. No era consciente de haber llegado hasta allí, pero el cansancio le decía que había estado corriendo. Sentía la cabeza embotada, como si una niebla le impidiera ver sus propios pensamientos.De repente, vislumbró en su interior a Cat, su Cat, junto a aquel hombre que se la robaba, las manos entrelazadas y ella resplandeciente de felicidad.
Se dejó caer sobre la hierba, agotado y sudoroso, la espalda tocando el suelo. Empezó a llorar desconsoladamente mientras repetía una y otra vez el nombre de su amada. “Cat, Cat, Cat, Cat, ¿por qué me haces esto?” Le dolía el pecho por la carrera, pero él imaginaba que la razón era su corazón roto. Se tapó la cara con las manos y sollozó como un niño. Escuchó los pasos de alguien que se aproximaba. Lysa surgió de entre los árboles, resollando sin aliento. Ni se había percatado de que ella lo persiguió cuando salió huyendo del salón principal de Aguasdulces. Se aproximó a él con el rostro compungido. “Petyr, no llores, no merece la pena. Cat nunca podría haber sido tuya.” El muchacho rechazó su intento de abrazo al tiempo que le decía “¿Qué sabrás tú de lo que me pasa? ¡Sólo eres una cría con la cabeza llena de pájaros!”. Lysa se apartó, dolida. “Sé lo que es amar y que no te correspondan… Y tú eres el culpable de ello, Petyr”. ¿A qué se refería? Nunca pensó que Lysa hubiera estado realmente enamorada de alguien en su vida, sólo pensaba en los protagonistas de las canciones que tanto le gustaban y en los besos de menta… ¿O no? No podía ser… ¡El juego de los besos no había sido sólo una travesura de las suyas! Ella lo había tomado en serio y por eso había estado demandando sus labios durante aquellos días en el bosque de dioses. ¡Qué ciego había estado! Petyr soltó un risa histérica. ¡Era increíble a la vez que irónico! Lysa enamorada de él, él de Cat y Cat a punto de casarse con otro. Qué patético sonaba todo. El amor era algo horrible e injusto. En el mundo real no cabían los romances de los poemas y las canciones. Sin embargo, él podría… La cara de Petyr se iluminó en un instante y Lysa observó extrañada la transformación de su rostro, que se hizo pétreo. “¿Qué te ocurre? Me estás dando miedo”, le dijo mientras le pasaba las manos por las mejillas húmedas de lágrimas. No oía los requerimientos de la muchacha. Una idea le pasó por la mente. Una idea loca, pero ¿acaso no era de locos todo lo que estaba viviendo? “Voy a retar a Brandon Stark a un duelo. Cat tendrá que escucharme esta vez lo quiera o no”, dijo en voz alta.

Recordad, visitad la web de la autora y dejad vuestrras impresiones allí.
Banner The Riverrun memories - Juego de Tronos en los siete reinos

Siguiente capítulo, The Riverrun Memories: Capítulo 18

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Por favor, intente escribir correctamente y sin faltas de ortografía . Los comentarios con muchas faltas serán moderados. No falte al respeto al resto de usuarios y exprese sus opiniones con educación. Gracias por comentar.